Saturday, 27th February, 2021

Respuestas Casino » Ruleta » Ruleta: Utilizando el Sistema de Apuestas de la Martingala

Ruleta: Utilizando el Sistema de Apuestas de la Martingala

Para los jugadores novatos, no hay un sistema de apuestas que funcione como el Sistema de Apuestas de la Martingala. Es un sistema muy fácil para principiantes y puede ser utilizado en casi todos los juegos de casino. Sin embargo, en su forma más pura, el Sistema de Apuestas de la Martingala es perfecto para juegos con apuestas que paguen 1-1. Quizá sea por esto por lo que el Sistema de Apuestas de la Martingala sea ideal para jugar ruleta.

Sin embargo, tenemos que decir que, en Respuestas Casino, no nos gusta utilizar el Sistema de Apuestas de la Martingala. Creemos que es peligroso para tu bankroll, y no hay ninguna garantía de que te hará rico, como algunas personas pueden hacerte creer. Sin embargo, puede ser divertido siempre y cuando seas consciente de los riesgos. Desde que no creas que podrás comprar un nuevo Mercedes con tus ganancias, estarás bien.

Primero que todo, si quieres utilizar el Sistema de Apuestas de la Martingala, tienes que tener un casino para jugar. Te recomendamos [Temporarily Removed]. Allí encontrarás una gran variedad de juegos de ruleta e incluso juegos de ruleta con dealer en vivo.

Por ahora, ya hemos seleccionado un casino para jugar, ahora tenemos que decidir que forma de ruleta jugar. Dado que vamos a utilizar el Sistema de Apuestas de la Martingala, queremos que la ventaja de la casa se mantenga en el mínimo valor posible, lo cual quiere decir jugar en la ruleta europea, pues solo tiene un cero en la rueda.

Ahora, para utilizar el Sistema de Apuestas de la Martingala jugando ruleta, tienes que apostar a un color específico. Para este ejemplo, apostaremos al negro en cada giro de la ruleta. Ahora, el concepto de este sistema de apuestas es que, si perdemos, doblamos nuestra apuesta. Así que, empezaremos apostando una unidad al negro, luego dos unidades al negro, luego cuatro, luego ocho, y así.

Hacemos nuestra primera apuesta al negro, y lamentablemente la bola cae en el 5 rojo. ¡Típico! Así que, según el sistema, apostamos dos unidades al negro. De nuevo, la bola no cae en nuestro color, esta vez ha caído en el 1 rojo. ¡Ahora apostamos 4 unidades! En esta ocasión la bola cae en el 11 negro. Por lo tanto, ganamos una unidad.

Lo que debemos hacer ahora, según el Sistema de Apuestas de la Martingala, es guardar esa unidad y empezar la secuencia de apuestas de nuevo. Una vez ganes, la secuencia original termina y empiezas de nuevo desde cero.

Se lo que estás pensando – es imposible perder, pues el negro eventualmente caerá y ganarás una unidad. Bueno, si ese fuera el caso, muchos casinos alrededor del mundo ya se habrían ido a la bancarrota. Sin embargo, hay muchas razones por las cuales puedes perder utilizando el Sistema de Apuestas de la Martingala. Primero que todo, cada giro de la ruleta es independiente, y puede caer el rojo 1,000 veces seguidas, o podrías tener mucha suerte y que el negro caiga 1,000 veces seguidas.
Esto no es algo que “tenga” que pasar. Esto es lo que se conoce como “falacia del jugador”. Segundo, ¿qué pasa si pierdes diez veces seguidas? Bueno, estarías apostando 1,024 unidades para ganar una. Tendrías que perder 1,023 unidades para llegar a este punto y si tu bankroll puede aguantarlo, está bien. Pero tienes que tener presente que estas apostando 1,024 unidades para terminar ganando solo una unidad. Suena algo enfermo, ¿no te parece?

Por último, digamos que estas apostando $10 en cada jugada, es posible que no haya casinos que te permitan hacer una apuesta de $10,000 en un giro de la ruleta. Claro, los casinos para los high-rollers lo harán, pero no uno regular. ¡Ellos ya han conseguido $10,000 tuyos, y están más que felices!

Por lo tanto, hay muchas razones para no utilizar el Sistema de Apuestas de la Martingala cuando juegues ruleta. Si decides intentarlo, se muy cuidadoso, y recuerda que, si no ganas después de algunas líneas, es probable que termines con lagrimas al final del camino.